Hay que comprender a Walder (Hodor)

By mattshadoindesign. Creative commons

By mattshadoindesign. Devianart. Creative commons

Quizás muchos seguidores de la serie cuando ven a Hodor piensan que no disfruta de mucha inteligencia y que nunca ha sido capaz de articular una palabra que no fuese Hodor. Pero en su defensa hay que decir que no siempre responde con el mismo tono de voz y que es capaz de seguir las órdenes del pequeño Stark, demostrando que comprende bien lo que los demás le dicen. Observando este cuadro sintomático podemos decir que Hodor no está sólo en este mundo, ya que simplemente sufre de un trastorno del lenguaje llamado afasia, palabra procede del vocablo griego ἀφασία, que significa ‘imposibilidad de hablar’. Dentro de este trastorno, más en concreto hablaríamos de una afasia de Broca.

El nombre específico de este tipo de afasia se debe a Paul Broca, quien describió por primera vez este trastorno a mediados del siglo XIX. También merece una mención especial su primer paciente que presentaba dicho desequilibrio, Louis-Victor Leborgne que, aunque su comprensión del lenguaje y sus habilidades mentales eran normales, sólo podía pronunciar el vocablo ‘Tan’, palabra con la cual le terminaron llamando, al igual que le paso nuestro querido amigo Hodor. Porque, aunque en la serie no se menciona en el primer libro de la saga se dice:

[…] y le confesó que el verdadero nombre de Hodor era Walder. Nadie sabía de dónde había salido lo de Hodor, pero cuando empezó a repetirlo constantemente pasaron a llamarlo así. Era la única palabra que decía.

Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología. By El Coleccionista de Instantes. Creative commons

Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología.
By El Coleccionista de Instantes. Creative commons

Volviendo a Tan, murió poco después de conocer a Broca. La autopsia que el propio Broca le realizó reveló que presentaba una lesión en el giro frontal inferior izquierdo y en zonas adyacentes. Además, durante los años siguientes Broca tuvo acceso al cerebro de 12 pacientes más con las síntomas de Tan, observando lesiones similares en todos ellos y estableciendo una relación entre las habilidades del habla y esta parte específica del cerebro. Recientemente, empleando técnicas de resonancia magnética (MRI, de sus siglas en ingles) se ha determinado que esta zona, ahora llamada ‘Área de Broca’, se activa durante actividades de comprensión del lenguaje, interpretación del movimiento y la comprensión de gestos asociados con el habla.

No obstante, el caso de Tan y Hodor son casos extremos. Es más usual que personas con afasia de Broca en vez de pronunciar una sola palabra empleen un lenguaje ‘telegráfico’, en el que la gramática es muy simple con ausencia de elementos de enlace como las preposiciones y las conjunciones, eliminando las palabras complicadas y con dificultad para vocalizar. A pesar de ello, son conscientes de sus errores y su compresión del lenguaje es normal.

La causa más común de este trastorno del lenguaje son los ictus o infartos de cerebro, en el que la falta temporal de flujo sanguíneo causa la necrosis local del tejido privado de oxígeno. Otras causas habituales son tumores, hemorragias y traumas craneales.

Por tanto, ¿qué la habrá podido pasar a Hodor? Por desgracia es un misterio que sólo vamos a poder resolver viendo la serie, y que mejor manera que empezar con la quinta temporada.

Otros artículos del especial de juego de tronos y ciencia:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s