Leonardo da Vinci y la óptica

Leonardo da Vinci nació un 15 de Abril de 1452, fue un genio del Renacimiento, pintor, inventor, filósofo, humanista, ingeniero… y también realizó trabajos relativos a la óptica visual y geométrica.

A lo largo de su vida cambia algunas de sus teorías sobre la visión. Así sobre 1480, Leonardo considera que del ojo emanan los rayos que facilitan la visión basado en leyendas como el mal de ojo u otras fábulas: “¿Acaso no ven los labriegos diariamente a la serpiente llamada lamia atraer con su mirada fija, como el imán atrae al hierro, al ruiseñor que se apresura hacia su muerte(…)? También se dice de las jóvenes que tiene el poder en sus ojos para atraer el amor de los hombres…”. Cambiando a la idea contraria, sobre 1490, de que son los objetos los que lanzan rayos al ojo, basada en la explicación de Alhazen de que si cierras los ojos y los abres ves al instante los objetos lejanos como las estrellas y resulta absurdo que sean los rayos los que emanen del ojo.

As,  en base a algunas indicaciones y quizá también sobre el ejemplo de Alhazen y de Vitellione, construye la «cámara oscura» y pone en evidencia su analogía con el ojo.

modelos de ojo y refracción de Leonardo

modelos de ojo y refracción de Leonardo

Leonardo usa un modelo geométrico para el ojo basado en dos esferas concéntricas la exterior la cornea y un cristalino esférico interior. En este modelo subyacen dos ideas equivocadas: una doble inversión para evitar una imagen invertida en la retina. Y la necesidad de agrupar los rayos para que puedan entrar y pasar a través del nervio óptico. Esta idea errónea proviene de la tradición galénica que el nervio óptico era hueco como un caño.

precursor lente de contacto

precursor lente de contacto

Finalmente, hay que destacar que Leonardo tiene el crédito de haber introducido la idea de lente de contacto. Así en 1508 en su “Códice sobre el Ojo” especulaba que sumergiendo la cabeza en un recipiente semiesférico de vidrio lleno de agua podría neutralizar el poder refractivo de la cornea y sustituirlo por la refracción del vidrio curvado para mejorar la claridad de la imagen recibida por la retina. Leonardo sugirió al menos dos demostraciones a su teoría. La primera, un cuenco lleno de agua en el cual la persona introduce su cara (presumiblemente en cortos períodos) y mira hacia su fondo. Y la segunda, una semiesfera llena de agua que se coloca sobre el ojo al igual que una lente de contacto actual. Sus ideas excedían de lejos las habilidades tecnológicas de su tiempo para implementarlas. Sin embargo, había identificado correctamente varias claves principales de las lentes de contacto; neutralizar la refracción de la cornea mediante una superficie artificial, cambiando el poder de refracción al de la lente curvada; y posicionar la lente directamente en el ojo. En 1636, tras revisar el trabajo de Leonardo, el científico francés René Descartes  propuso colocar un tubo de vidrio lleno de líquido en contacto directo con la cornea, sin embargo su uso hacía el parpadeo imposible. Mejoras en el diseño de las lentes no se volverían a ver de nuevo hasta dos siglos después.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s