Escudos deflectores: un paso más para viajar a Marte

escudos

Muchos de vosotros quizás ya conocéis el proyecto “Mars One” en el cual se pretende establecer una colonia permanente en el planeta rojo en 2025, aunque la clasificación de “permanente” sea más una necesidad ya que para la fecha no se tiene previsto disponer de la tecnología necesaria para poder realizar un viaje de vuelta. De todas formas este no es el único inconveniente que presenta el proyecto.

Según señala la NASA, un viajero en Marte recibiría una dosis de radiación equivalente a 100 veces la exposición anual promedio en la Tierra, por lo que antes de empezar a viajar a este planeta se debería de idear un mecanismo de protección. La revista New Scientist reportó recientemente que los “hidrocarburos que se encuentran en el excremento y los alimentos son buenos candidatos para un escudo contra la radiación”, pero la idea de forrarnos de excrementos no es muy alentadora. Sin embargo, la idea de usar escudos deflectores como los ideados en Star Trek y Star Wars nos parece más adecuada, y molona.

Cuando se estrenaron la serie y las películas los escudos deflectores eran pura ciencia ficción, pero en 2013 los físicos McGuire, Toohie y Pohl, del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Leicester, publicaron un artículo en el que muestran que con la tecnología actual se podría realizar un escudo capaz de desviar la incidencia de rayos láser. Para ello se basan en el mismo fenómeno responsable de que la ionosfera nos sirva como un espejo para enviar las ondas de radio a largas distancias.

La ionosfera posee propiedades de un plasma, y por este motivo puede reflejar las ondas electromagnéticas. La idea para crear un escudo deflector es generar un plasma alrededor del objeto (o persona) que se quiera proteger, pero teniendo en cuenta que la frecuencia del plasma debe de ser igual o mayor que la de la onda que se quiera reflejar. El problema consiste en confinar este plasma y la solución que ellos proponen consiste en aplicar un campo magnético ya que las partículas cargadas siguen la trayectoria de sus líneas de campo.

Como muestran en el artículo, un campo magnético de 5 Teslas, realizable con la tecnología actual, sería suficiente para contener un plasma capaz de protegernos de los rayos láseres visto en las películas. Además, apuntan que los campos magnéticos de esta intensidad no tienen efectos adversos en los mamíferos. Por lo que habiendo salvaguardado uno de los múltiples puntos, sólo nos queda desearles buena suerte a los viajeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s