Análisis de los riesgos potenciales en un proyecto de investigación

Un apartado recurrente que se debe incluir en las propuestas de investigación suele ser un análisis de los riesgos potenciales y su forma de mitigarlos. Así en la convocatoria Comfuturo en el apartado sobre “OBJETIVOS Y VALORACIÓN DE SU VIABILIDAD” se detalla que se debe  “Explicar de manera precisa y coherente los objetivos del proyecto y efectuar una valoración de  la viabilidad de alcanzarlos que incluya un análisis de riesgos y estrategias para superarlos”. O en la Individual Fellowships de las Marie Sklodowska Curie Actions se pide en el apartado de “Implementation” un análisis de riesgosRisks that might endanger reaching project objectives and the contingency plans to be put in place should risk occur.”. 

Se define riesgo como un futuro daño potencial que puede derivarse de alguna acción presente.

Analizando los riesgos (W. Tipton, flickr CC)

Analizando los riesgos (W. Tipton, flickr CC)

Y el análisis de riesgos consiste en realizar una serie de medidas cuyos objetivos son identificar, atenuar, y/o eliminar los elementos de riesgo de un proyecto antes de que se conviertan en serias amenazas para la consecución exitosa final del proyecto o conlleven una reorganización muy costosa del trabajo.

Las reducciones de riesgos pueden ser reactivas o pro-activas. Por ejemplo si es un riesgo que alguien te dispare, ese riesgo puede ser atenuado de forma:

Reactiva:
1. Te mueves rápidamente evitando la bala; (flexibilidad: tener la capacidad de cambiar rápidamente el curso de un proyecto puede ser ventajoso a la hora de enfrentarse a un riesgo).
2. Puedes desviar la bala; (ser capaz de actuar rápida y apropiadamente te puede permitir explotar nuevas oportunidades que aparecen en medio de un riesgo). O
3. puedes curar el daño hecho por la bala. (La disposición de otros recursos o conocimientos frutos de la experiencia pueden minimizar el riesgo).
Pro-activa:
4. Puedes realizar una serie de pasos para evitar enfrentarte a una persona con un arma. (En una crisis, conseguir buena información y conseguirla antes puede conllevar grandes beneficios y evitar riesgos)

Como en las convocatorias de investigación los paneles o áreas temáticas son de diversa índole, y la realidad hace de que cada proyecto concreto posea sus propios riesgos, resulta muy difícil exponer un listado de los posibles riesgos. Sin embargo, os presentamos aquí algunos ejemplos que pueden aparecer de vez en cuando en la presentación de los proyectos de investigación y su posible reducción.

Riesgos internos
Riesgo Atenuación
Carencia de experiencia del joven investigador en un tema concreto. De una forma proactiva con una base de entrenamiento por parte de un investigador con experiencia, asesoramiento e implementando múltiples reuniones y seminarios.
Falta de trabajo en equipo entre diferentes grupos de investigación del proyecto, no poniendo en común los diferentes workpackages. Dedicación de tiempo a reuniones y discusiones de trabajo. Asignar a varias personas la resolución de un problema o tarea concreta para que trabajen en conjunto. Programar algunos eventos sociales dentro del grupo.
El proyecto subyace unos muy complejos cálculo o metodologías difíciles de implementar. Se tratará de hacer aproximaciones al problema que simplifiquen los cálculos y/o métodos utilizados para desarrollar de forma continua y rápida el proyecto.
Fallo o falta de disponibilidad del equipo experimental necesario o necesidad de un mayor desarrollo de este equipo. Asesoramiento por parte de equipo técnico que resuelve estos problemas. Flexibilidad para realizar otras tareas mientras el equipo no es posible utilizarlo.
Riesgos externos
Riesgo Atenuación
Hay una serie de razones por las cuales el proyecto podría no proceder de la manera en la que se programó. Estas incluyen los retrasos inesperados en un proveedor externo, los factores naturales, errores en la estimación y los retrasos en la adquisición de piezas. El conocimiento y la colaboración anterior de los proveedores externos así como la calidad y rapidez de entrega de los productos hacen que se puede atenuar este riesgo, programando en consecuencia las tareas del proyecto. Un estudio inicial de diferentes proveedores y sus beneficios evitará en su medida este riesgo.
Muestras que no cumplen los requisitos obtenidas de un proveedor externo. Ídem que la anterior. Más realización de test a la muestras para comprobar su idoneidad para el proyecto.
Sequías, inundaciones, plagas y efectos medioambientales que puedan afectar por ejemplo a proyectos agrícolas. Estudio inicial de factores de riesgo en la zona. Construcción de contramedidas y flexibilidad.
Conclusiones falsas en el proyecto derivadas de medidas entre el grupo de control y el grupo experimental por ejemplo en estudios sociales o clínicos. La realización de un buen estudio estadístico para comprobar si las diferencias entre grupos ya existían antes de la aplicación del proyecto. Cuantos más elementos tenga el experimento estadístico tanto más se reducirán los riesgos derivados de falsas conclusiones azarosas.

Por último decir que el riesgo en sí mismo no es malo; los riesgos proporcionan esencialmente avances, y los fallos constituyen muy a menudo una parte importante del aprendizaje. Aunque se debe tener un balance ante sus posibles consecuencias negativas y los potenciales beneficios asociados a la oportunidad (high risk/high benefit).

Puedes profundizar más en el tema leyendo el libro Project and Program Risk Management: A Guide to Managing Project Risks and Opportunities

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s